Explorar

La Ficción Como Verdad by Matias Hyde

Las imágenes que hacemos o consumimos efectivamente describen un sujeto fotográfico. Pero muchas veces, sino todas, estas imágenes son acerca de otra cosa. Algo relacionado más con la historia personal del fotógrafo y los vínculos y relaciones que forma a partir de ello, y no tanto de lo que fotografía en sí mismo.

Podemos crear o contar historias que pueden aparentar ser verídicas, pero que inevitablemente siembran la duda…

“¿Lo son, realmente?“

“¿Puede la fotografía servir como un instrumento de registro fiel y verdadero de la Realidad que transitamos, vivimos, observamos, sentimos?“

Personalmente, creo que no, y que nunca podrá ser puramente objetiva. Y es lo que la hace tan única.

La fotografía es ficción, pero una que resulta creíble.

Y precisamente en esta ficción es donde la fotografía es más poderosa, y donde encuentra su Verdad.

Trabajar una Escena by Matias Hyde

Una de las lecciones que me llevé al estudiar los Contactos de Magnum hace unos años es la de “trabajar una escena”. Desmistificar la idea de que algunas de las más icónicas imágenes de la historia de la agencia fueron tomadas a la primera, productos de reflejos innatos sobrehumanos de unos pocos privilegiados.

Ésto me quitó presión al momento de fotografiar, y me llevó a disfrutar más de todo el proceso de búsqueda.

Un ejemplo reciente, explorando una zona en Buenos Aires:

Empecé explorando la idea del  marco dentro del marco,  y un revelado digital más dramático.

Empecé explorando la idea del marco dentro del marco, y un revelado digital más dramático.

Continué saliendo del marco, y acercándome unos metros, buscando una composición con un punto de fuga más centrado.

Continué saliendo del marco, y acercándome unos metros, buscando una composición con un punto de fuga más centrado.

Mientras contemplaba la escena, salió brevemente el sol. Ésto me llevó a dar un paso más cerca, y a apronunciar el contraste ya natural en post-producción.

Mientras contemplaba la escena, salió brevemente el sol. Ésto me llevó a dar un paso más cerca, y a apronunciar el contraste ya natural en post-producción.

También me pregunté cómo se vería la escena desde el otro lado...

También me pregunté cómo se vería la escena desde el otro lado...

…y cómo se vería más de cerca.

…y cómo se vería más de cerca.

Personalmente, siempre me ayudó a entender mejor lo que veo, y a mi mismo;

a practicar cuestiones más formales como composición y encuadre.

Y a recordarme que es muy enriquecedor cambiar el punto de vista de partida, animarme a explorar otras opciones, más allá de que la foto que elija finalmente sea la primera tomada (o de las primeras, como suele ser frecuente, de hecho).